Blog

La oportunidad del Norte

Por Hugo Lamas García @hugolamas

En este último año Aguascalientes ha comenzado a vivir un despegue económico similar al que sucedió a mediados de la década de los 80’s.

El desarrollo industrial liderado por la instalación de la segunda planta de Nissan y la inversión foránea consiguiente serán detonadores de una explosión demográfica en los próximos 10 años que deberá ser tratada con alfileres para evitar engrosar las fracturas del tejido urbano que actualmente vivimos y sea en cambio  el soporte que logre consolidar la ciudad hacia el interior.

A partir de las últimas tres décadas el crecimiento urbano que tenía la ciudad hacia el sur se trasladó hacia el norte, convirtiendo lo que fueron tierras agrícolas en desarrollos habitacionales de clase media y alta, zonas comerciales y localidades de alta plusvalía conformando así el “norte socioeconómico” de la ciudad. La especulación sobre predios y la planeación improvisada a corto plazo han provocado un fenómeno de dispersión urbana que si no es corregido a tiempo pondrá en juego el capital social y el desarrollo económico de la zona.

El norte se compone de 4 ejes principales: Av. Universidad – Blvd. Miguel de la Madrid, Segundo Anillo, Av. Independencia y Blvd. Luis Donaldo Colosio. A partir de éstos, se ramifican ejes secundarios como Prolongación Zaragoza, Av. Paseo de las Maravillas, Blvd. Eugenio Garza Sada, etc.  Estas arterias se han ido expandiendo hasta conectar con el municipio de Jesús María, volviéndose la ciudad de Aguascalientes una zona metropolitana.

Por consiguiente, el patrón de desarrollo de los predios al interior se repite constantemente, es un juego de llenos y vacíos. Hay conjuntos de edificios colindando con inmensos lotes baldíos en avenidas principales, como Blvd. Luis Donaldo Colosio o Av. Independencia, donde los negocios emergentes como autolavados, puestos de comida rápida, estacionamientos, etc., se vuelven producto de la especulación debido a la poca inversión que se necesita para su infraestructura. Los conjuntos privados de vivienda, al no contar muchas veces con una regulación de impacto urbano sobre el proyecto, terminan por atrincherarse frente a lo que sucede en el exterior y se vuelven ciudadelas de un solo uso de suelo. Aunado a esto, la apuesta de la ciudad por los automóviles acabó con el espacio público al anular al peatón de las calles con banquetas angostas y a veces sin pavimentar.

Generando así una expansión irresponsable de la mancha urbana, los trayectos se vuelven cada vez más largos entre una parte y otra. Son recorridos creados sin ninguna planeación que desperdician la condición económica de la ciudad.

El riesgo que existe de seguir con el modelo con el que ha regido el desarrollo urbano del norte de Aguascalientes tiende a consecuencias perjudiciales como la congestión vial derivada de la saturación del parque automotor, la pérdida de plusvalía por falta de movilidad, la contaminación, el aumento de las islas de calor, la disminución de las dinámicas económicas por excesivos tiempos de traslado, problemas de salud en la población, etc.

Por lo mismo, Aguascalientes se encuentra en un momento de quiebre para decidir si toma el rumbo del crecimiento ordenado que conlleve una economía a la alza y un mayor índice de desarrollo humano o seguir creciendo sin control como lo ha venido haciendo.

nortedeags

La explosión demográfica de la que se habla al inicio podrá significar la consolidación del norte como la zona comercial y con mayor calidad de vida de la ciudad. Aguascalientes vivirá un incremento en su número de habitantes, debido a las oportunidades de empleo que serán creadas en este boom de crecimiento, en la cual la clase media crecerá en parte por el aumento de trabajadores calificados en la industria que se instalará. Así mismo, la ciudad tendrá un aumento considerable en los ingresos de su población, ya que el movimiento económico del capital industrial repercutirá directamente en los sectores comerciales y de servicios. En consecuencia, la rentabilidad de negocios irá a la alza porque existirá una mayor demanda y un mayor capital.

Pero para que el fenómeno de crecimiento económico de Aguascalientes funcione y no termine por disiparse en resultados inestables, hay que seguir ciertos pasos para que la inclusión de los habitantes en su ciudad sean los que mantengan el mecanismo de la economía urbana trabajando como sucede en Vancouver, Melbourne o Viena, que son las ciudades con mayor índice de habitabilidad en el mundo. (1)

Densificación

Los enormes terrenos baldíos existentes entre los predios edificados en el norte de la ciudad deberán incentivar la inversión de capital con fines comerciales, habitacionales o públicos. La especulación los mantiene como huecos en desuso que generan que los inversionistas tengan que apostar por terrenos más lejanos al no poder costear con los altos precios que le ponen a las tierras. Por lo tanto, fracturan el ordenamiento territorial y en consecuencia la dinámica económica. La propuesta de densificación no es construir inmediatamente vivienda vertical, es compactar la parte norte mediante la ocupación de los predios baldíos con una buena infraestructura urbana  que conecte y de vida a la zona de una manera eficiente.

ags-13

Espacio Público

Las calles son el principal espacio público de la ciudad y estas son las que llevan a que las actividades económicas sucedan. Un negocio en el norte de Aguascalientes tiene una vida promedio mucho menor en comparación a uno en el centro. Esto se debe a que para acudir al negocio en la zona centro de la ciudad uno debe recorrer un espacio arquitectónicamente más rico y de usos más variados, lo cual se traduce en una mayor oferta de bienes y servicios, y en la generación de una mayor interacción social. En cambio, en el norte, todo sucede inmediatamente. El consumidor llega directamente al establecimiento, consume y se va. A juzgar por lo anterior, es el efecto de oferta monótona que vuelve inestables a los negocios y provoca que cambien varias veces de identidad en un corto tiempo.

El norte de Aguascalientes tiene que apostar por un espacio urbano que vuelva de las calles el lugar de intercambio económico más importante. Tener banquetas angostas, sin árboles que protejan del asoleamiento y llenas de obstáculos como baches, postes o basura publicitaria obligan al usuario a utilizar su auto y continuar con el consumo inmediato. En cambio, si se ampliaran las banquetas, se plantaran árboles frondosos que den sombra y se instalara mobiliario urbano para descansar, los usuarios las recorrerían caminando y su posibilidad de consumo crecería exponencialmente al identificar las opciones que no observarían si hubieran pasado manejando su auto a 60 km/h.

ags-24

Uso Mixto

Muchos desarrolladores de vivienda tienen que desprenderse de la idea de los fraccionamientos de un solo uso que enclaustran y eliminan toda posibilidad de tener espacios que activen el movimiento económico. La situación actual de la sociedad ha llevado a la necesidad de seguridad en nuestro hogar, por lo tanto, los conjuntos habitacionales restringen el acceso a los no residentes. Es válido, siempre y cuando el complejo dialogue con la ciudad mediante espacios públicos y comerciales en sus colindancias en lugar de cerrarse en una fortaleza con muralla como fachada hacia la calle, que se convierta en un vacío materializado.

Así mismo, al adoptar los modelos de uso mixto acordes al contexto de Aguascalientes, la nueva población que emergerá en los años siguientes podrá vivir ahí y por lo tanto la densificación demográfica crecerá y existirá un mayor número de usuarios que den vida al espacio público y se conviertan en consumidores de los servicios y negocios que surjan por la dinámica.

ags-12

Movilidad

Aguascalientes debe optar por no depender ya más del automóvil. El auto es un gran aporte para nuestras vidas, pero no debe ser indispensable para vivir. Debido a que la infraestructura urbana de nuestras vialidades está basada en el uso del coche, transitar por ellas en bicicleta se vuelve peligroso y utilizar el transporte público se vuelve ineficiente.

El Instituto Mexicano para la Competitividad reveló que económicamente es más productivo utilizar un medio de transporte alternativo al auto debido a los tiempos de traslado y por lo tanto más ecológico por la disminución de gases generados (2). Incrementar el parque vehicular únicamente traerá más tráfico y por lo mismo la calidad de vida disminuirá. La opción más inmediata que tiene el norte de la ciudad es implementar sistemas para que la gente que viva y trabaje en la zona disminuya el uso del auto.

Una medida útil es crear una red segura de ciclovías en todas las avenidas principales y secundarias en el norte. Esto incentivará que los habitantes de la zona que estudien o trabajen en Bosques, Colosio, Zaragoza, Universidad, etc. opten por trasladarse en bicicleta dentro de un radio corto de distancia. Así se evitará utilizar el auto y desperdiciar tiempo por el tráfico y la búsqueda de estacionamiento.

Complementariamente, tendría un efecto positivo implementar un sistema de transporte público de calidad, que abarque las arterias principales y secundarias, ya que actualmente la cobertura en el norte de la ciudad es muy pobre. Sería un medio de traslado para quienes tengan que cubrir un trayecto más largo. Así mismo, actuaría como democratizador de la ciudad debido a que una gran parte de la población que trabaja en esta zona y se traslada por transporte público tiene que caminar distancias enormes para llegar a su destino final al no tener servicio en vialidades como Colosio o Zaragoza.

Debido a que gran parte de los nuevos habitantes del boom demográfico trabajarán en la zona industrial, sería viable continuar con el proyecto del tren suburbano, propuesto hace algunos años, aunado a un sistema de transporte público ya más eficiente. Esto evitaría la saturación de autos que entran y salen del interior de la ciudad como sucede con las freeways estadounidenses y optimizará la producción y calidad de vida de la población al disminuir el tiempo de traslado entre el trabajador y su lugar de trabajo.

ags-53

Participación Ciudadana

Debido al fenómeno de inseguridad que vivió la ciudad hace algunos años, la mayoría de los habitantes de la parte norte tendieron por refugiarse en sus hogares y vivir de una manera individualista y desconfiada. Esto provocó que la vida en las calles fuera disminuyendo drásticamente para trasladarse hacia lugares cerrados como cotos o centros comerciales. Ahora que la situación se ha estabilizado, los residentes de la zona norte deben volver a vivir en comunidad. La asociación entre colonos para realizar proyectos en su fraccionamiento lleva la participación ciudadana a niveles locales y de impacto directo. Por lo tanto, revive la confianza y la seguridad entre vecinos. Así mismo, los habitantes no tendrían que esperar al gobierno para la revitalización del lugar donde viven, su participación en el mantenimiento y en la creación de programas de convivencia y de infraestructura urbana desarrollarían un sentido de pertenencia por su barrio que eleve su calidad de vida y la plusvalía de su colonia.

Teniendo como principios los puntos ya mencionados, el desarrollo del norte de Aguascalientes sería sustentable y democrático con la ciudad. El paradigma que tienen muchas zonas privilegiadas de las ciudades en México al ser no inclusivas, debe romperse para ser punto de partida en los demás sectores de la ciudad.  Los habitantes de la zona deben comprender que tienen un potencial de desarrollo muy alto que puede extenderse por toda la ciudad para elevar la calidad urbana que tiene.

Aguascalientes va por buen camino posicionándose entre las mejores ciudades mexicanas para vivir (3), pero todavía falta mucho para lograr una calidad de vida equiparable a las urbes con mayor índice de habitabilidad en el mundo. El norte de Aguascalientes es una zona pequeña si se compara con las otras de la ciudad, pero su impacto en la configuración urbana es muy grande al concentrar la mayor parte de la riqueza y varios de los servicios de la población. Por lo tanto, enfocarnos en el desarrollo de una zona que pareciera que no necesita replantearse, pone a la luz muchas cuestiones que afectan en gran parte la calidad de vida de los habitantes. Dependerá de las decisiones colectivas que se tomen para poder liderar el despegue económico en el que se encuentra la ciudad o desaprovecharlo y dejar pasar la oportunidad del norte.

ags-20

.

(1) Liveabilty Ranking. The Economist. EIU. http://www.economist.com/blogs/gulliver/2012/08/liveability-ranking | (2) Movilidad competitiva en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México: diagnóstico y soluciones factibles. IMCO. http://imco.org.mx/wp-content/uploads/2012/1/costos_congestion_en_zmvm2_final_abril.pdf | (3) Las Ciudades Más Habitables 2012. GCE. http://205.251.132.40/~gabinete/site/sites/default/files/encuesta_nacional/2012/encuesta_gce_ciudades_2012.pdf
Hugo Lamas García

16 comentarios

  • Alberto Luna 8 months ago Reply

    Felicidades por escribir esto y no quedarelo en el pensamiento. Tienes toda la razon en tus argumentos.

    • unlugar 7 months ago Reply

      Alberto: Muchas gracias.
      Hugo Lamas

  • Mario Alberto 8 months ago Reply

    Felicidades muy buen articulo, y tienes razón hace falta compactar la ciudad, sin embargo siento que en la zona norte este problema si bien esta presente no es tan grave como en otras partes de la ciudad, a mi juicio la zona norte crece a su ritmo porque son casas hechas por “confección” es decir son mandadas hacer con un arquitecto al gusto y presupuesto del cliente y no como en otras zonas que son casas ya hechas y producidas en serie, esta zona norte creo que nunca va a estar densificada por la misma naturaleza de los terrenos (250-350 m2) a (700 – 1000 m2 en el campestre) y su clasificación ante desarrollo urbano, yo vivo al sur he visto mas problemas de desarrollo urbano pero pienso que los habitantes del “Norte” tienen por cultura usar para todo el carro, la mayoría de mis amistades vive en ese sector y aunque la casa de uno y otro estan “a la vuelta de la esquina” prefieren tomar su carro. Si bien los cambios que esta experimentando en cuanto a movilidad la zona “Norte” es que tiene diariamente una “población flotante” compuesta de los trabajadores que acuden a sus respectivos centros de trabajo y no viven en la zona, lo mismo con la gente que acude a divertirse a la av. Colosio, y por último se estan teniendo mas problemas de tráfico y embotellamiento al quedar la zona que delimitaste como una zona cada vez mas céntrica y que se convierte en camino “de paso”, a todos aquellos fraccionamientos mal planeados de la perifería dígase Paseos de Aguascalientes, Paso Blanco, todo lo que termina en San Cristobal, que no son más que fraccionamiento para gente “wanna be” que queria sentir que vivía en el Norte. Saludos buen artículo, que bueno que del Campus hay gente crítica en éstos aspectos.

    • unlugar 7 months ago Reply

      Mario Alberto: Si, la zona sur de la ciudad, y no se diga la oriente, cuenta con muchos más problemas de desarrollo urbano que el norte, pero como bien dices, existen problemas que son creados por la misma cultura de los habitantes de este sector que por la falta de infraestructura. Por lo tanto quise hablar de un tema que muchas veces parece que funciona perfectamente ya que es dónde se encuentra la población más rica de la ciudad, siendo que esto no significa nada. La concientización es vital para abordar las soluciones a la problemática desde la posición de los usuarios. La cuestión de densificación la enfoco más a los vacíos urbanos que generan los terrenos baldíos y los cercos perimetrales que a los terrenos de 1000 m2 de Campestre o de la Herradura, ya que creo que la fragmentación de la ciudad se da cuando no existen usos activos del espacio y por lo tanto el crecimiento es de manera desconectada. Agradezco tu comentario y espero poder aportar algo a la visión que construimos los alumnos del Campus sobre nuestra ciudad.

      Hugo Lamas

  • Carlos Hernández 8 months ago Reply

    Muy interesante reflexión que muestra las facetas retadoras a las que se enfrenta nuestra ciudad. El “Norte” como muchos lo llaman, es una construcción semántica y sociológica que ha definido patrones urbanos que han derivado en segregación, gentrificación y, en pocas palabras, en el “derecho” de unos para habitarlo y de otros para solamente “servirlo”. Me resulta gratificante conocer que existen jóvenes inmersos en el análisis de este fenómeno urbano. Felicidades por este artículo.

    • unlugar 7 months ago Reply

      Carlos Hernandez: Muchas gracias profe, mucho nos han dejado sus clases para formar un criterio que nos permita opinar sobre la composición de nuestra ciudad. Como lo habíamos platicado en clase, la construcción semántica en las ciudades, en este caso Aguascalientes, genera fenómenos que deben ser analizados para comprenderlos y plantear soluciones.

      Hugo Lamas

  • jessylili123 8 months ago Reply

    Excelente Artículo, es cierto que Aguascalientes tiene mucho potencial en cuanto a una buena planeación urbana. Es una ciudad que desde un inicio fue planeada, sin embargo como tu comentas tenemos el riesgo de perder esa organización en calles y avenidas que tantos años nos ha llevado. El tejido urbano empieza a descomponerse poco a poco, estamos en el boom de desarrollos residenciales, los cuales están siendo construidos en lugares poco adecuados. Sin embargo se espera que los urbanistas, arquitectos y el gobierno intente proponer nuevos planes urbanos para crear un crecimiento controlado.

    • unlugar 7 months ago Reply

      Lily: Muchas gracias, esto sucede cuando la ciudad se ve como mercancía y no como generadora de riqueza, ya sea económica, social y espacial. Es nuestro deber aportar soluciones para enderezar el rumbo en que nos desarrollamos.

      Hugo Lamas

  • Cipriano (@URBNSM) 8 months ago Reply

    Hola, pues también considero que aquí se presenta información muy interesante sobre la situación de Aguascalientes y específicamente el norte de la ciudad. Hay que considerar que un factor importante en el desarrollo de las ciudades es el tiempo y ver como se ha transformado en los últimos años esta parte de la ciudad y revisar como se transformaron otras partes, claramente parece ser que el modelo de desarrollo o de ciudad que tiene el norte es muy problemático.

    creo que por lo mismo que esa parte no esta consolidada como parte formal de la ciudad es que hay usos de suelo tan piteros como autolavados y puestos de tacos de pescado, pero el mismo proceso de desarrollo de la ciudad los ira transformando en otros usos y servicios.

    Donde NO estoy para nada de acuerdo es en el tren, creo que hay mucho mejores opciones para movilidad urbana que el de un sistema como ese, los costos beneficio seran mayores con BRTs y por supuesto con movilidad en bicicleta, no hay que romperse la cabeza vean Leon GTO que tiene una buena conexion en ciclovias, pero como comentas debe combinarse con algo más util.

    no se cuales sean las políticas de suelo de ags, o si existan algún plan parcial de desarrollo pero es necesario enfocar esfuerzos en ordenar y cuidar el desarrollo de esta parte tan especifica de la ciudad, ahí entramos parcialmente en terrenos de políticas de desarrollo y peor aun en terrenos de políticos, así que es posible que escarbando se encuentre algo, véase la “reserva territorial” Atlixcayotl de Puebla y los actores políticos de las ultimas décadas.

    saludos.

    • unlugar 7 months ago Reply

      Cipriano: Hola, el problema histórico con el norte fue que antes de la década de los 60′s la zona socioeconómicamente media y alta de la ciudad se encontraba en desarrollo hacia lo que es el sur, pero debido a que en 1953 el Club Campestre fue construido en tierras agrícolas que estaban al norte de la mancha urbana de Aguascalientes, el crecimiento que se suponía que sería hacia el sur se traslado al norte y provocó un fenómeno en el cual lo que eran conjuntos campestres se convirtieron en desarrollos de vivienda sin un crecimiento ordenado. Aunándose a esto que después de unos años se instauro la UAA y tiempo después el Tec de Monterrey, generando así crecimiento a sus alrededores para consolidar el norte socioeconómico de la ciudad. La cuestión del tren suburbano viene de la posición geográfica de los municipios Cosío, Pabellón de Arteaga, Rincón de Romos y San Francisco de los Romo, que cuentan con un gran porcentaje de población que trabaja en el municipio de Aguascalientes, estos forman una línea casi recta hacia el norte del estado, uno después de otro, conectados por las vías de ferrocarril. Por lo tanto aprovechar la infraestructura que ya esta dada para conectar y optimizar los traslados de esa población flotante mediante un sistema ferroviario podría funcionar. Pero también podría funcionar un BRT como tu lo comentas. Revisare la información que comentas, muchas gracias. Saludos.

      Hugo Lamas

  • Urbanista Clementina Delgado Femat 7 months ago Reply

    Definitivamente existen y han existido desde hace más de 30 años planes y programas de desarrollo urbano para la ciudad de Aguascalientes, y aunque Hugo Lamas García, Estudiante de Arquitectura, diga que se cuenta con una planeación improvisada a corto plazo, me gustaría comentarle que la planeación es y ha sido muy buena, tristemente lo que es improvisado es la planificación de las autoridades al momento de ejecutar los instrumentos de planeación aplicables para el estado, para el municipio, para la ciudad y las parcialidades de ésta. Hablar de la planeación de las ciudades es un tema complejo, no podemos solo dirigirnos a la economía, la planeación es integral sin olvidarnos nunca que es la sociedad quien la disfruta o la padece, y es seguro que quien menos la padece son los habitantes del norte de la ciudad y dice “En este último año Aguascalientes ha comenzado a vivir un despegue económico” solo pregunto ¿para quien?

    • unlugar 7 months ago Reply

      Urbanista Clementina Delgado Femat: Creo que he aplicado el termino equivocado, claro que ha habido una buena planeación de la ciudad, para eso el Plan 2030 de la ciudad de Aguascalientes, pero como usted comenta lo que falla es la planificación, no la planeación. La ejecución de los programas de desarrollo urbano no se han hecho de la manera adecuada en una gran mayoría de las veces. El problema del norte es que la zona surge a partir de un crecimiento desordenado, no por nada que muchos de los fraccionamientos más exclusivos de la ciudad no cuenten con servicios tales como red de drenaje y funcionen en base a fosas sépticas como algunas secciones de Campestre o Calicantos..Ya que se desarrollaron en base a fraccionar y construir y luego a exigir servicios, siendo que los desarrolladores debieron haber sido quienes proveyeran estos. Es cierto que no podemos centrarnos únicamente en el aspecto económico a la hora de planear ciudades, pero es un punto muy importante que debemos considerar. El enfoque de este artículo de opinión lo hice hacia esa cuestión para demostrar que las ciudades no son mercancía sino generadoras de riqueza, como lo mencionaba más arriba, por lo tanto hay que entender que una ciudad construida correctamente será medio para el desarrollo integral de una persona, desde el punto de vista social, económico y ecológico. El “despegue económico” será para todos ya que viviremos una dinámica más activa por el flujo de capital que habrá en la ciudad, depende de cada quién el que aproveche las oportunidades. Agradezco su comentario, saludos.

      Hugo Lamas

  • Hugo Lamas 7 months ago Reply

    Alberto: Muchas gracias.

    Mario Alberto: Si, la zona sur de la ciudad, y no se diga la oriente, cuenta con muchos más problemas de desarrollo urbano que el norte, pero como bien dices, existen problemas que son creados por la misma cultura de los habitantes de este sector que por la falta de infraestructura. Por lo tanto quise hablar de un tema que muchas veces parece que funciona perfectamente ya que es dónde se encuentra la población más rica de la ciudad, siendo que esto no significa nada. La concientización es vital para abordar las soluciones a la problemática desde la posición de los usuarios. La cuestión de densificación la enfoco más a los vacíos urbanos que generan los terrenos baldíos y los cercos perimetrales que a los terrenos de 1000 m2 de Campestre o de la Herradura, ya que creo que la fragmentación de la ciudad se da cuando no existen usos activos del espacio y por lo tanto el crecimiento es de manera desconectada. Agradezco tu comentario y espero poder aportar algo a la visión que construimos los alumnos del Campus sobre nuestra ciudad.

    Carlos Hernandez: Muchas gracias profe, mucho nos han dejado sus clases para formar un criterio que nos permita opinar sobre la composición de nuestra ciudad. Como lo habíamos platicado en clase, la construcción semántica en las ciudades, en este caso Aguascalientes, genera fenómenos que deben ser analizados para comprenderlos y plantear soluciones.

    Lily: Muchas gracias, esto sucede cuando la ciudad se ve como mercancía y no como generadora de riqueza, ya sea económica, social y espacial. Es nuestro deber aportar soluciones para enderezar el rumbo en que nos desarrollamos,

    Cipriano: Hola, el problema histórico con el norte fue que antes de la década de los 60’s la zona socioeconómicamente media y alta de la ciudad se encontraba en desarrollo hacia lo que es el sur, pero debido a que en 1953 el Club Campestre fue construido en tierras agrícolas que estaban al norte de la mancha urbana de Aguascalientes, el crecimiento que se suponía que sería hacia el sur se traslado al norte y provocó un fenómeno en el cual lo que eran conjuntos campestres se convirtieron en desarrollos de vivienda sin un crecimiento ordenado. Aunándose a esto que después de unos años se instauro la UAA y tiempo después el Tec de Monterrey, generando así crecimiento a sus alrededores para consolidar el norte socioeconómico de la ciudad. La cuestión del tren suburbano viene de la posición geográfica de los municipios Cosío, Pabellón de Arteaga, Rincón de Romos y San Francisco de los Romo, que cuentan con un gran porcentaje de población que trabaja en el municipio de Aguascalientes, estos forman una línea casi recta hacia el norte del estado, uno después de otro, conectados por las vías de ferrocarril. Por lo tanto aprovechar la infraestructura que ya esta dada para conectar y optimizar los traslados de esa población flotante mediante un sistema ferroviario podría funcionar. Pero también podría funcionar un BRT como tu lo comentas. Revisare la información que comentas, muchas gracias. Saludos.

    Urbanista Clementina Delgado Femat: Creo que he aplicado el termino equivocado, claro que ha habido una buena planeación de la ciudad, para eso el Plan 2030 de la ciudad de Aguascalientes, pero como usted comenta lo que falla es la planificación, no la planeación. La ejecución de los programas de desarrollo urbano no se han hecho de la manera adecuada en una gran mayoría de las veces. El problema del norte es que la zona surge a partir de un crecimiento desordenado, no por nada que muchos de los fraccionamientos más exclusivos de la ciudad no cuenten con servicios tales como red de drenaje y funcionen en base a fosas sépticas como algunas secciones de Campestre o Calicantos..Ya que se desarrollaron en base a fraccionar y construir y luego a exigir servicios, siendo que los desarrolladores debieron haber sido quienes proveyeran estos. Es cierto que no podemos centrarnos únicamente en el aspecto económico a la hora de planear ciudades, pero es un punto muy importante que debemos considerar. El enfoque de este artículo de opinión lo hice hacia esa cuestión para demostrar que las ciudades no son mercancía sino generadoras de riqueza, como lo mencionaba más arriba, por lo tanto hay que entender que una ciudad construida correctamente será medio para el desarrollo integral de una persona, desde el punto de vista social, económico y ecológico. El “despegue económico” será para todos ya que viviremos una dinámica más activa por el flujo de capital que habrá en la ciudad, depende de cada quién el que aproveche las oportunidades. Agradezco su comentario, saludos.

  • Urbanista Clementina Delgado Femat 7 months ago Reply

    No quiero ser insistente, pero me parece que por la diferencia de formación tenemos algunas discrepancias en la manera de percibir la ciudad, y sabemos perfectamente que en su momento fueron los arquitectos quien hicieron la función de la planeación, pero también estamos muy conscientes que fueron esos mismos arquitectos quienes al ver la complejidad de ésta, decidieron que debería haber una nueva disciplina, la del urbanismo. A los urbanistas nos formaron para ver la integralidad, tampoco nos importa si son ricos o pobres, somos una comunidad que compartimos un mismo espacio, y no podemos separar este espacio físico de la población y de sus actividades. Todas estas actividades son las que nos hacen ser ciudad, y con tristeza veo que siguen pensando que “existen problemas que son creados por la misma cultura de los habitantes de este sector que por la falta de infraestructura” (es lo que dijeron en uno de los comentarios de arriba, hablando de la zona oriente). Que pena que sigan discriminando a las personas por que viven en oto lugar de la ciudad, sin pensar que los verdaderos problemas de la ciudad los han creado los desarrolladores de esos fraccionamientos y nuestras autoridades por permitírselos.
    Las autoridades por decir que se tiene que hacer de ese modo porque es lo único que esas personas pueden pagar, y los desarrolladores por hincharse los bolsillos con viviendas de mala calidad (porque ellos no pierden) y sin los espacios públicos y el equipamiento tan necesarios para la población.
    Por lo que he estado leyendo parece que alguno de ustedes es maestro y los demás son alumnos. pues quisiera pedirle un favor al maestro, lleve a sus alumnos al oriente todo un fin de semana o cuando menos un día completo, para que se percaten de que las personas son igual a ellos y tienen las mismas necesidades de alimentarse, de vestir, de estudiar, de trabajar, de recrearse. No estamos en otra dimensión, somos tan inteligentes y capaces como cualquiera.

    • Hugo Lamas 7 months ago Reply

      No estamos discriminando de ninguna manera Urbanista, creo que mi comentario fue mal redactado. Hablo de la cultura individualista de los habitantes del norte de Aguascalientes, es muy difícil esperar que alguien que vive en Campestre utilice el transporte público para realizar sus actividades diarias, o por ejemplo, en cuestión de participación ciudadana son muchísimo más organizadas las colonias de la parte oriente que las de la norte. Sabemos de la situación en la zona oriente de la ciudad y lo que han provocado los desarrolladores y la mala calidad de los servicios que reciben, no solo ahí sino en muchas más partes de Aguascalientes. El artículo parte de un termino semántico que ha compuesto la sociedad hidrocálida como el “Norte” siendo un área delimitada por cuestiones socioeconómicas. No estoy de acuerdo con segmentar de ésta manera las ciudades pero lo utilizo para abordar esa zona que fue construida por el imaginario colectivo sin comprender totalmente la parte física norte de Aguascalientes. El tema es muy interesante porque el “norte” cuenta con muchas más deficiencias de convivencia urbana que las demás partes de la ciudad. La vida que tienen las calles en el centro, en la línea verde o en canal interceptor, por decir algunas zonas, creo que no se puede encontrar en ninguna parte del “norte” de Aguascalientes. Saludos.

  • Carlos Hernández 7 months ago Reply

    El “éxito” de una ciudad es parcialmente subjetivo. Al final, si una ciudad está “bien planeada” por quien sea que lo haga, el resultado debería ser, asumo, bueno. La ciudad que tenemos es el resultado de muchas intervenciones,a veces acertadas y otras no tanto. El peor error que podemos cometer es creer que nuestra ciudad es una “ciudad modelo” gracias a una u otra persona, o uno u otro grupo de personas / profesionistas. De hecho, son estas reflexiones las que se promueven en el aula y, como alumnos en formación, deben ir creando sus propios criterios. Es innegable que la planeación urbana en Aguascalientes es discriminatoria: los ricos en un lado y los pobres en otros. Hay innumerables ejemplos de ciudades donde estas diferencias no son tan marcadas. Si Aguascalientes fuera modelo de ciudad no se debería reflejar exclusivamente en “defender” una traza urbana (sic) o el arribo de ciertas empresas magnánimas que lo único que hacen es abaratar la mano de obra todavía más. Es integral el desarrollo y parte de esa integralidad, asumo, debería ser el respeto a la opinión de los demás. Por ello, Hugo, no se trata de “convencer” a nadie para que esté de acuerdo con tu opinión. Es tu opinión y punto. Es tan valiosa como la de cualquier “experto” porque por “vivir” y/o “sufir” esta ciudad, basta con habitarla y eso, solamente eso, te da el derecho a opinar sobre ella.

    Por supuesto que se han promovido entre los alumnos los aspectos urbanos y arquitectónicos más cercanos a la gente: hemos visitado asentamientos irregulares, hemos trabajado con vivienda para zonas de desastre, etc. Habría que conocer la formación integral que tienen estos valiosos jóvenes, como Hugo, antes de hacer recomendaciones tan a la ligera. Aplaudo este blog porque es la mejor manera de entrar a ese mundo de “expertos” que han dejado a la ciudad como lo que hoy es. Felicidades Hugo.

Comenta