Blog

Ciudad Puerto de Frankfurt 2/3

Por Bedrettin Altay.

 

Introducción

Durante el primer episodio tratamos el tema de Ciudad Puerto de Hamburgo y la transformación de un espacio industrial a un espacio publico y urbano. Aparte de Hamburgo existen otras ciudades portuarias que juegan un papel importante en Alemania. Entre otras, esas ciudades son Frankfurt, Maguncia, Colonia, Mannheim, Bremen o Kiel. La mayoría de los puertos se ubican en el interior del país y son puertos fluviales. Por lo tanto ni pueden competir con Hamburgo ni tienen su importancia ni su magnitud. Sin embargo son de alta importancia para el comercio nacional en Alemania.

En esta segunda parte nos enfocamos en Frankfurt y los puertos que existen ahí.

.

Frankfurt y sus puertos

Frankfurt se ubica en el centro de Alemania y yace junto al río Meno que afluye al río Rin. Tiene varios puertos, de los cuales dos se ubican justo en la ciudad – El Puerto Del Este y el Puerto del Oeste. Ambos puertos se encuentran en un periodo de transición, igual que Hamburgo. El puerto del Este se divide en dos, en el puerto alto y el puerto bajo. Con la transición ha empezado una nueva época para la ciudad Frankfurt que afecta mucho la vida cotidiana.

La historia del puerto empieza en la época medieval. El primer documento importante sobre el río Meno habla de Carlomagno como “el navegante más famoso” del río. Frankfurt sirvió como emporio de mercancías de todo tipo por su ubicación perfecta en la región. El comercio entre Frankfurt, Maguncia y Heilbronn se vigorizó y creó una conexión de los ríos Meno, Rin y Neckar.

Un cambio importante empezó con la protección de las orillas del río (que poco a poco llevó a una desnaturalización del Meno) y la construcción de maquinas náuticas. Sin embargo los extremos cambios a nivel europeo sucedieron sin duda durante la revolución industrial. Lo mismo pasó en Frankfurt a pesar de que sucedió con un poco de retraso. La demora estaba causada por el encauzamiento del río Rin en el siglo XIX, al que se desemboca el río Meno y cuyo nivel de agua bajó drástico, no permitiendo el paso de naves grandes. Ni un comercio lucrativo podía mantenerse ni tampoco un pronóstico positivo para el futuro del puerto. El éxito de Frankfurt fue y es dependiente de los cambios y acontecimientos en el río Rin y su alrededor.

La salvación para Frankfurt era la canalización de la desembocadura del río Meno al río Rin en 1886. Así, se abrió una nueva perspectiva y el puerto de Frankfurt que había tenido una apariencia medieval se convirtió en una ciudad moderna

El famoso alcalde de estos años era Johannes Miquel, quien inició la construcción del Puerto del Oeste como puerto comercial. Con ese paso se logró un aumento de las expectativas de éxito.

Se nota que el puerto hoy en día esta muy cerca del centro de la ciudad. Se creía que por la cercanía a la estación de trenes – que estaba fuera de la ciudad en el siglo XIX – se había encontrado un lugar perfecto. Aunque la intención era progresar, no hubo prevención para que el puerto creciera. La ciudad creció rápido pero no ofrecía ninguna posibilidad de expansión.

[1] Frankfurt 1840

 

El Puerto del Oeste

El Puerto del Oeste (Westhafen) se ubica en el borde exterior occidental del centro de Frankfurt. Por consiguiente está en un punto muy cercano al centro y directamente conectado con el distrito financiero y la famosa “Orilla de los Museos”.

En 1878 el municipio de Frankfurt concedió el encargo de elaborar un diseño para el puerto. Dentro de tres años se terminó la construcción. El muelle tenía una longitud de 560 metros, un ancho de 57 y un área de 48 mil metros cuadrados.

Por razones económicas e industriales el puerto estaba construido como un lugar de distribución de las mercancías tanto como el almacenaje de los bienes producidos en masa que explica la cercanía a la estación de trenes (Frankfurt Hauptbahnhof). Con la necesidad aumentada se construyeron más edificios y el área industrial creció. La esperanza de un comercio próspero se cumplió y los almacenes y la infraestructura alcanzaron muy rápido su límite.

[2] Westhafen

Como en casi todas las ciudades en Alemania, la Segunda Guerra Mundial cobró su tributo de Frankfurt. El puerto y casi todo el resto de la ciudad estaba destruida. Después de la guerra y con la fundación de la República Federal de Alemania, Frankfurt empezó a competir con Hamburgo como centro de mercancías. La competencia debido al puerto la ganó Hamburgo. Resultó que Frankfurt, con su aeropuerto y la buena infraestructura en la región Rin-Meno, forma el polo opuesto para el transporte y comercio náutico de Hamburgo.

En los setentas del siglo pasado surgió la idea de una conversión de las áreas industriales existentes en zonas urbanas a causa del crecimiento de la ciudad. A pesar de ello no había ninguna idea concreta para aplicarse hasta los noventas.

El consejo municipal decidió en 1993 elaborar un nuevo uso para las áreas industriales. Se había visto que la coyuntura internacional había pedido una conversión parecida a la de Hamburgo. Así empezó la nueva modernidad que creara nuevas zonas urbanas, desde un uso industrial a uno que mezclara el sector empresarial con el residencial. El nuevo barrio en Frankfurt debería estar en el centro de los intereses del pueblo y el de los inversionistas. “Una vida cerca del agua” y sin embargo en el centro de la ciudad era la idea que se implantó en las cabezas de la gente.

Para realizar la idea se hicieron estudios urbanísticos y una participación ciudadana para elaborar una reingeniería de su diseño. Se quería optimizar lo mas posible el “Masterplan” existente. En 1999 empezó la obra del Puerto del Oeste (Westhafen).

Mientras el Elbphilharmonie es el objeto de prestigio para Hamburgo, en Frankfurt se construyó una torre, la “Westhafen Tower”, como el proyecto emblemático para el Puerto del Oeste. Hoy es el ícono del barrio y con su altura de 112 metros acentúa el carácter urbano de su contexto. La torre fue construida por el famoso estudio de Arquitectura Schneider+Schumacher. En el habla popular en Frankfurt se llama vaso de sidra o El Verjurado (que se refiere al vaso de sidra). Justo a los pies de la torre está el puente que une el sur de la ciudad, el barrio Sachsenhausen, con el distrito financiero y está fungiendo como un “acodo” del centro urbano de Frankfurt.

El área del nuevo barrio tiene un tamaño de 172,000 metros cuadrados. El volumen total de viviendas equivale a 121,684 metros cuadrados y una infraestructura social de 90,799 metros cuadrados.

Después de su conversión el puerto sigue teniendo el nombre “Puerto del Oeste” para romantizar y acentuar el sitio como lugar extraordinario.

[3] Skyline Puerto Oeste 2011

 

El Puerto del Este

El puerto del este (Osthafen) realmente era un proyecto demasiado grande para Frankfurt y muy difícil de realizar. Se quería planear el nuevo puerto de manera más planeada que el anterior. Con razón se buscaba un lugar lejos del centro pero sin perder su conexión con él. Para cumplir con el proyecto se necesitaba explorar y urbanizar un área muy grande y establecer una infraestructura perfecta para el uso venidero.

El terreno escogido tenía un tamaño de 350 hectáreas y la dársena con su longitud de 85 metros era tan grande que los barcos fluviales más grandes podían abordar y voltejear. Este desarrollo aseguró la navegación fluvial y el comercio en Frankfurt. El volumen de transporte náutico se multiplicó por diez. Su importancia creció tanto que hasta el emperador Wilhelm II del imperio Alemán llegó en 1912 para inaugurar la primera fase de la construcción.

[4] Osthafen.

La infraestructura que se construyó hace 101 años sigue sirviendo hoy en día y se manifestó como nodo en el transporte transeuropeo. Con la previsora manera del alcalde Adickes, se creó un puerto competitivo que cien años después no ha perdido su importancia.

La Avenida Hanauer Landstraße, – así como otras, planeada y trazada en esos años, sigue siendo una de las avenidas más transitadas en Frankfurt. Después de la guerra, el transbordo de mercancía y la economía se recuperaron muy rápido. Se logró eso por la buena infraestructura que alivió el regreso de la industria.

El símbolo de prestigio en el Puerto del Este es el Banco Central de Europa (BCE o EZB), realizado por los arquitectos Coop Himmelb(l)au. Con la inauguración – para la cual se prepara todo el barrio con nuevos edificios, nuevos centros comerciales etc. – se va a cambiar todo en Frankfurt. El nuevo edificio ofrecerá un contraste al centro de Frankfurt, como un segundo centro financiero. Un barrio que puede funcionar autárquico y que puede separarse del resto de la ciudad. Será un lugar donde los ricos y gente con influencia e importancia pueda vivir.

En este caso se puede preguntar si todo esto lleva a un centro despoblado por la clase media y una ciudad más separada sin mezcla social. En Hamburgo por ejemplo ya tenemos barrios abandonados por dicha separación y la existencia de dos centros.

[5] Banco Central de Europa, Coop Himmelb(l)au

 

Balance general de la situación actual

Como todo en la ciudad, especialmente los puertos y áreas industriales se sometieron transformaciones de modernizaciones tecnológicas para no perder la fuerza competitiva. El cambio que sucede hoy en día es extremo. Gran parte de la industria se remueve de ese polo y la que queda se reduce a un centro de logística.

En la mayoría de las ciudades ubicadas cerca de un río se entendió que las áreas industriales ofrecen una enorme revalorización de la ciudad sí misma. Con el inicio del cambio estructural en la navegación y el comercio marítimo surgieron nuevas oportunidades para las ciudades. A través de esto se podían impulsar transformaciones y modificaciones arquitectónicas y urbanísticas que cambiaran la relación entre la ciudad y el “agua”. Así, surgieron los grandes “Proyectos de Waterfront”; viviendas, trabajo, centros de ocio y espacios culturales.

Mientras en las antiguas zonas industriales se crean nuevas áreas urbanas, la industria tiene que mudar hasta las partes dístales de lo que es la ciudad hoy. Obviamente se van a lugares lucrativos donde de una manera están apoyando el desarrollo de la infraestructura.

¿Qué pasará con estos lugares en unos veinte o treinta años? ¡Nadie sabe!

El futuro nos mostrará si estamos tomando decisiones correctas o no.

Actualmente estamos en una época de conversión con el mencionado lema de “volver al agua”, todo parece bien pensado y conforme al bienestar del hombre. El punto es que la tarea principal de nuestra generación es encontrar soluciones urbanísticas para antiguas áreas industriales y portuarias con nuevas formas de vivir y trabajar.

 

Similitudes y diferencias entre las Ciudades Portuarias de Frankfurt y Hamburgo

Después de todo lo mencionado sobre las condiciones históricas, políticas y geográficas de las dos ciudades y los acontecimientos en ellas, es inevitable hacer una comparación general.

La extensión y la importancia de las metrópolis portuarias dependen de su sitio. Ambas ciudades son de alta importancia para el país. Hamburgo está muy cerca y directamente conectada al Mar del Norte. Aunque se ubica en un río mucho más pequeño, Frankfurt tiene una gran importancia en el país también. Por el tamaño del río Meno no existe ninguna oportunidad de aumentar las zonas industriales cerca del río.

Resalta la importancia de decisiones previsoras. Hamburgo y Frankfurt son asentamientos conscientemente fundados, sin embargo la revolución industrial inició los cambios de mayor impacto sobre las ciudades que llevan a la situación de hoy.

La revolución industrial llegó a las ciudades en diferentes tiempos, a veces atrasados pero al final cada una de ellas tenía que adaptarse a las nuevas condiciones modernas. Se puede observar que el cambio siempre empezó en las grandes ciudades y alcanzó con cierta demora las ciudades más pequeñas. En nuestro ejemplo empezó en Hamburgo y llegó con un desajuste temporal a Frankfurt.

En la manera de percibir las ciudades se ve una gran diferencia. Mientras Hamburgo es una ciudad internacionalmente conocida como portuaria, se conoce Frankfurt como una metrópolis financiera y un nodo de transporte nacional e internacional. Por lo tanto Frankfurt no se define por su puerto aunque el suyo sea también importante.

Ambas ciudades crearon zonas urbanas con una gran diversidad de usos que incrementan muy efectivamente el bienestar del ser humano. Tenemos espacios donde existen calidades altas tanto en viviendas como en el trabajo.

[6] Frankfurt, barrios nuevos

 

La gran pregunta: ¿Se cristalizaron las ideas urbanas como se esperaba?

En Hamburgo se pensaba en un barrio (HafenCity) que debería eliminar el déficit de espacios sociales y urbanos, creando vivienda y centros de trabajo para los ciudadanos. Podemos ver que no salió así. Se querían crear muchas más viviendas que oficinas pero a fin de cuentas no fue así. Todo en el HafenCity es de una calidad High-End, no accesible ni para la clase media, y eso dificulta la activación de la economía.

Del lugar donde sufrió la gente por el trabajo duro, las malas condiciones para vivir, la pobreza y el mal olor de los lugares sin canalización, recibimos hoy un lugar para gente que tiene de todo.

Se puede concluir que este barrio no estaba hecho enfocándose en el pueblo sino dictado por factores comerciales y económicos. El dictado capitalista.

Todos esos progresos nos hacen preguntarnos, ¿cómo decide la gente? y, ¿por qué decide la gente en la manera en la cual decide? ¿qué mentalidad tiene o que tipo de educación tiene?

Verdaderamente nos hace cuestionarnos si ha cambiado la mentalidad y la manera de pensar entre los hombres o seguimos viviendo en un mundo donde deciden los que tienen poder aunque tengan una educación insuficiente.

¿Tenemos el interés de crear una situación que propicie el bienestar del hombre o el bienestar de sólo unos pocos? Es obvio que nuestras condiciones han cambiado y no estamos sufriendo tanto como hace cien años, ¿pero eso significa que todo se hace con un fin social? ¡No!

Es injusto aunque se vea menos sufrimiento.

¿Qué nos muestra todo eso? Que siempre se prefieren los intereses económicos antes que otras visiones.

 

Prognosis

Para dar una prognosis del futuro talvez uno tiene que apartarse un poco de la arquitectura. La razón es que la arquitectura siempre depende de una tendencia de moda. Aunque suena un poco rara la comparación, no es muy desacertado decir que la conversión de los puertos son parecidos al uso del los Jeans. ¿Porque esta comparación?

La razón está clara. Por su robusta tela, es el material ideal para usarlo como vestido de trabajo. Esa era su reputación. Mientras era un material con mala fama, hoy en día el vistazo sobre el Denim se ha transformado completamente en un material presentable. La sociedad acepta la nueva moda que antes nadie quería, especialmente la clase social alta – por lo menos en Europa.

[7] LeviStrauss & Co.

Algo parecido pasó con los puertos de Hamburgo y de Frankfurt. Estos eran lugares evitados debido a la suciedad y poca salubridad, mientras hoy se conocen dichos sitios como espacios urbanos muy presentables. Los espacios públicos y la arquitectura que no agradaron al pueblo hace tiempo, en la actualidad se convirtieron en lugares para la clase alta de la sociedad, y han ganado fama como “lugares románticos”. De pronto es garrido pasar el tiempo en dichos lugares donde antes los hombres sufrieron e hicieron trabajos duros. Lugares donde proliferaba la peste y el cólera.

Al final de cuentas todo eso es un poco paradójico porque el resultado que tenemos hoy no concuerda con las metas al inicio de los proyectos. En Hamburgo por ejemplo se quería igualar el déficit de viviendas, especialmente de la clase media. Pero ya sabemos que nunca hubo “espacio” para vivienda social; ni en el sector privado, ni en el público.

Otro efecto indeseado fue la generación de dos o tres centros urbanos que terminaron desgarrando y separando a la sociedad; en una forma urbana antisocial que el arquitecto y el urbanista tienen que cambiar a través de la planeación sabia y bien intencionada.

 


Originario de Alemania, estudió Arquitectura en Darmstadt University of Technology (2013), en Darmstadt, Hessen. Del 2010 al 2011 realizó un intercambio académico en el Tec de Monterrey Campus Querétaro. Actualmente reside en Frankfurt, donde es el Responsable del Departamento de competencias en Turkali Architekten. Otros textos de Bedrettin: Ciudad Puerto de Hamburgo 1/3 | 12/03/2014

1 comentario

  • arquitecto 6 months ago Reply

    He estado explorando un poco por posts de alta calidad o entradas en blogs sobre estos temas. Explorando en Google por fin encontré este sitio web. Con lectura de esta post, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este sitio web y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos

    arquitecto http://www.arquestil.com/arquitecto-valencia.htm

Comenta