Blog

Cartas a Villagrán vol. 1

Por Adriana Rodríguez Zamudio.

¿Qué cambios habría en la ciudad si se cerrasen la escuelas de Arquitectura?

En 1939, José Villagrán García fue nombrado director de la Escuela Nacional de Arquitectura; posición con la que se le reconoció como el maestro de la arquitectura moderna de México, como el guía y como el educador. Durante la Primera Convención Nacional de Arquitectos Mexicanos (1931), Villagrán buscó constituir cimientos sólidos, inconmovibles, inspirados en la lenta labor de una ‘reconquista cultural del país’ en la cual, todos los universitarios mexicanos estaban obligados a participar. Su obra como arquitecto se ratificó de manera paralela a la realizada en las aulas, en la cual expuso posturas que confirman su vigencia actual en la teoría e inspiran generaciones futuras.

Villagrán formó parte de un pasado académico congruente y no muy lejano, el cual ha motivado a un extenso grupo de actores que contribuyen a la integridad académica de nuestras instituciones, quienes han luchado por defender el papel del arquitecto desde el aula. Ser maestro de arquitectura no es ficción profesional, ni tampoco una tendencia, mucho menos una obligación; y aunque algunos profesores desempeñan roles administrativos, logísticos, o trabajan en pro de la supervivencia (en un país en el que esta vocación es poco valorada económicamente), todos participan con una premisa incondicional: la motivación de enseñar y contribuir a la educación de nuestro país.

Asuman este texto como sólo una opinión desde ojos inexpertos, sobre el valor y la percepción de la academia, la cual parece perder progresivamente su sentido político y público, en un contexto en el que, es el arquitecto quien puede tener una mejor y más consciente incidencia en la construcción espacial de la ciudad. Este tema a todos nos concierne, porque todos pasamos por un pupitre y tuvimos tareas imposibles, porque todos somos responsables de la educación de nuestros ciudadanos. Pero, ¿cómo podemos interesarnos si desde que vamos a la escuela, muchas veces aspiramos aires de esterilidad intelectual y motivaciones ideológicas débiles? No siempre de quienes imparten la educación, sino de quienes la reciben.

La docencia en la Arquitectura, se cuestiona desde las instituciones, que fungen como solemnes responsables y colaboradores legales, morales e ideológicos de quienes ejercen la profesión. Como menciona Paulo Freire, y se reinterpreta en la exposición Territorios Imaginarios (2014), a cargo de g3arquitectos, el modelo tradicional de aprendizaje que promueve una verdad absoluta en manos del profesor se ha puesto en juicio en los últimos años, en contraposición está un modelo constructivista en el que el maestro es facilitador de herramientas y principios para que el alumno construya su propio acercamiento a la verdad.

Ser maestro significa moldear posturas que promuevan la formación y el desarrollo tanto profesional como personal, que inspiren o re-signifiquen el aprendizaje para amplificarlo y traducirlo a la práctica. Es claro que a veces, el perfil de la academia está distorsionada para el alumnado, y dentro del imaginario colectivo de los profesores, se pasa de héroe a enemigo, de motivación inspiradora a falsa tolerancia. Para ayudar a mejorar esta situación, es importante tener una noción más clara de quienes son los enfilados que participamos en esta realidad.

Crown, Richard Vergez, 2014

La ciudad de Querétaro, como la mayoría en el país, cuenta con escuelas de carácter público y privado donde se imparte la licenciatura completa: Tecnológico de Querétaro, Tecnológico de Monterrey, Universidad del Valle de México, Universidad Anáhuac, Universidad Cuauhtémoc, Universidad Marista, y recientemente la Universidad Autónoma de Querétaro. Puede que las comparaciones sean odiosas, pero ¿qué modelo educativo tienen las escuelas de Arquitectura en Querétaro? ¿qué perfil de egresados quieren tener? ¿qué tan felices son?

No es la intención del texto el promocionar o evaluar oportunidades, sin embargo vale la pena abrir la discusión en torno al tema. A pesar de que han sido pocas mis oportunidades para experimentar las diferencias entre unas instituciones y otras, he tenido ocasión de participar en 3 de los 8 programas que hay en la ciudad, las conclusiones prematuras y percepciones son de esperarse: existe un contraste brutal entre instalaciones, motivaciones, burocracias, prácticas, presupuestos y visiones, mismo que es difícil entender desde fuera.

Sería enriquecedor escuchar a los partícipes de dichas condiciones, que viven y aprenden desde un enfoque que se ha ido definiendo en relación de la madurez de su escuela, el cuál, debe transformarse de acuerdo a las posturas políticas, ideológicas y culturales generacionales. Todo esto, genera perfiles definidos y congruentes en cada institución, que si se reconocen y complementan entre sí, pueden ser la mejor estrategia para contraatacar los diferentes retos y urgencias que afrontamos como profesionistas; estos perfiles son buscados, a veces de manera inconsciente, por parte de los empleadores que han ido entendiendo las habilidades e idiosincrasias de cada escuela desde su experiencia con los egresados. Por otro lado, aportar desde un visión colectiva ayuda a engrosar el capital intelectual de nuestra ciudad.

Hablar de esto es una invitación para reunir voces, una oportunidad para planear mejor un modelo, con todas sus variables, que represente el papel del arquitecto estudiante / egresado y su aportación a la ciudad.

¿Cuántos más arquitectos y escuelas se necesitan en Querétaro?

 


Arquitecta por el ITESM Campus Querétaro. Co-fundadora de la oficina XLXS (2013), actualmente es profesora adjunta en el taller de Fin de Carrera del ITESM Campus Querétaro y miembro del colectivo Color de Rosa. Durante el 2013 impartió Taller de Diseño y Teoría Urbana en la Universidad Autónoma de Querétaro. Otros textos de Adriana: Uno más | 28/10/2013 Color de Rosa | 07/10/2013 Ciudad Consecuente | 01/07/2013
[1] Coordinador del Programa de Investigación de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán (2001). Arquitectura: 2001 a 2010: 2001: José Villagrán García, Maestro de la Arquitectura Moderna en México. Retrieved from: http://noticias.arq.com.mx/Detalles/1819.html#.UxYj_fSwZq0 [2] Universidad Marista de Querétaro. http://www.umq.edu.mx/oferta_educativa/licenciaturas/arquitectura/objetivos.html [3] Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Querétaro. http://venaltec.campusqueretaro.net/arquitectura | http://www.youtube.com/watch?v=pjZkkvoxpJQ&list=PL4CF5D4A5629315B6 [4] Universidad Anáhuac Querétaro. http://anahuacqro.edu.mx/admisiones/pdf/INFO_arquitectura.pdf | http://www.youtube.com/watch?v=u9RysNpoMj8 [5] Universidad Cuauhtémoc. http://www.ucq.edu.mx/lic/arquitectura.html [6] Instituto Tecnológico de Querétaro. http://www.itq.edu.mx/index.php/listaoferta/licenciatura/arq [7] Universidad del Valle de México. http://www.uvmnet.edu/licenciatura/arquitectura/index.asp?sitio=#.Uw48BPR5NCQ | http://www.youtube.com/watch?v=ojUVF9JYNZM [8] Universidad Marista de Querétaro. http://www.umq.edu.mx/oferta_educativa/licenciaturas/arquitectura/objetivos.html [9] Universidad Autónoma de Querétaro. http://programas.uaq.mx/index.php/ingenieria/131-licenciatura-arquitectura Imagen de portada: Weight, Richard Vergez, 2010.

7 comentarios

  • Paco Bulos 7 months ago Reply

    Adriana:

    Cuenta con nosotros para iniciar esta discusión. Precisamente, es este cuestionamiento el que nos ha encaminado a buscar una mejor manera de entender el papel de nuestra escuela en el contexto de nuestra ciudad. No nos entendemos como competencia de nada, quisiéramos que todas las escuelas en esta ciudad contribuyeran a una mejor calidad de cualquier tipo de espacio y edificación, que nuestra labor estuviera viva en las calles de Querétaro y no sólo en las aulas o los discursos.

    Bienvenida la discusión! Hoy tendremos Académia y me acerco con ustedes para compartir comentarios!

    • Adriana Rodriguez 7 months ago Reply

      Paco,
      Muchas gracias por comentar, espero podamos retomar esta discusión para por lo menos entender mejor lo que sucede en nuestra ciudad!
      Bienvenidos los comentarios y bienvenido al blog!

      Un abrazo,

  • Alonso Bravo 7 months ago Reply

    Hola!
    Me parece interesante la idea de comparar los distintos planes de estudio y a los mismos estudiantes (visiones, posturas y alcances) de las distintas universidades de la ciudad. Sería genial que compartieras tus experiencias ya que, aunque odiosas, las comparaciones siempre son útiles.
    Aún así, no creo que la creación de perfiles definidos con base en un sistema específico de cada escuela sea un acierto. Es cierto que algunas escuelas, por su propia estructuración académica, se encaminan más por el diseño, otras por la construcción y habrá otras que tengan un perfil distinto. Sin embargo, no quiere decir que sólo los egresados de escuelas de diseño sepan o deban diseñar, ni que construir sea una actividad específica de cierto tipo de escuelas (¿Públicas?).
    Sería interesante el ejercicio de ampliar y compartir las ventajas y bondades de cada sistema educativo, casi sólo para ver qué sale. Que las propuestas se diversifiquen y respondan a distintas visiones y percepciones (al final todas reales), según la condición social de cada estudiante, independientemente de su institución. Es más, no como un estudiante matriculado a cierta escuela, sino como un ciudadano, un usuario activo de la ciudad. Al final, ésta se hace de miles de realidades y condiciones diferentes, todas ellas muy distintas, pero todas reales.

    Lo ideal sería tener excelentes diseñadores, teóricos, constructores, etc, de todo tipo de institución que enriquezcan la solución a un mismo problema.

    Como alumno de la Universidad Autónoma de Querétaro, estoy abierto y entusiasta de propiciar este intercambio de experiencias y visiones con el resto de las universidades de la ciudad y el país para juntos, aportar una solución más completa a la problemática de la ciudad. Concuerdo contigo, aportar una visión colectiva ayuda a engrosar el capital intelectual de nuestra ciudad. Ahora nos queda trabajar por crear una colectividad completa.

    • Adriana Rodriguez 7 months ago Reply

      Alonso,
      Muchas gracias por tu opinión, es cierto que ‘encasillar’ a un arquitecto por la escuela de la que egresó es incluso obsoleto, porque existen tantos perfiles como alumnos y depende de cada uno, el entusiasmo o habilidades que pueda llegar a tener; creo que no es cuestión de estereotipos, sino de ciertas posturas que se complementen entre sí y que sean parte la visión particular de cada institución.
      Ojalá esta discusión se de en vivo, será un placer tenerte ahí!
      Un abrazo,

  • Rodolfo Unda 7 months ago Reply

    “Educar es respetar”, no imponer. Es un proceso que requiere versatilidad y constancia dual en donde el docente guía al alumno a descubrir, no inventar, sus capacidades para generar un profesional autocrítico, autodidacta y multidisciplinario que afronte las complejidades del mundo real. El fracaso es indispensable para la superación, el talento no se hereda, se forja. Si las escuelas de arquitectura en Querétaro no comienzan a generar filtros y reprobar alumnos, su prestigio se perderá y la calidad de los egresados pondrá en riesgo la vocación del antes respetado “arquitecto”.
    Es importante explorar metodologías docentes que rompan técnicas convencionales y desafíen el intelecto de los alumnos (salir del aula, viajar, arte, explorar otras disciplinas, etc). Pero por otro lado, debe haber un mayor interés por parte de los colegiados para generar iniciativa e investigación que vaya más allá de los temas vistos en clase que ayude a enriquecer su acervo y así, logren construir una legítima actitud arquitectónica que vaya más allá de lo superficial y lo “bluff”.
    Creo que al darnos cuenta de que trabajamos para nosotros y no para cumplir con una tarea, una calificación o para otros, realmente estamos creciendo como profesionistas. A pesar de mi corta experiencia como docente, siempre busco generar clases con honestidad que contagien energía y compartan inspiraciones. Me sumo a cualquier iniciativa que busque enriquecer al gremio y por ende, a uno mismo.

    • Adriana Rodriguez 7 months ago Reply

      Rudy,
      Muchas gracias por tu respuesta! Es cierto que las motivaciones de cada docente por estar ahí son muy diferentes, sería increíble que la primera de éstas fuera para todos el participar en pro de la educación y asumir un compromiso que automáticamente te obligara a investigar y buscar la mejor manera de compartir. De este modo, definitivamente el nivel de exigencia por parte de ambos, tanto alumnos como maestros, se vería beneficiado. Creo que lo mejor de planearlo con anticipación, es prever esas guías y cambiar esas técnicas convencionales.. Espero pronto podamos retomar la discusión de esta iniciativa!
      Un abrazo,

7 comentarios

Comenta